El steel framing es un sistema de construcción que cada día se está implementando más. Si bien guarda algunas similitudes con la construcción en seco, es un método que se diferencia de él en varios aspectos clave.

Este método es perfecto para aquellos casos en los que se necesita una estructura más rígida. Su principal ventaja es la rapidez en la construcción, similar a la que se puede lograr con drywall y framing de madera. Veamos de qué se trata y qué diferencias tiene con la construcción tradicional en seco.

Básicamente, el steel framing es un sistema de construcción que emplea perfiles de acero (steel frame en inglés) conformados en frío y galvanizados en vez de vigas de madera o aluminio como elementos estructurales.

Estos perfiles se unen entre sí para formar celdas generalmente rectangulares, sobre las cuales se colocan las distintas planchas que formarán las paredes, el piso o el techo.

Los perfiles más utilizados son en forma de U, aunque también se utilizan perfiles en L, en S y con otras formas. Cada perfil incluye perforaciones en su interior, para permitir el paso de tuberías, cables y elementos estructurales.

Sobre estos perfiles se colocan las planchas de aislación y terminado, que pueden ser de fibrocemento, fibra de vidrio y polímero entre otros para los elementos aislantes, y placas de yeso, polímeros o cerámicos para las terminaciones interiores o exteriores.

steel frame tres arroyos

Con el auge de este tipo de construcción, fueron diseñadas toda una serie de herramientas y accesorios para que el trabajo sea más eficiente, preciso y seguro. A lo largo del artículo iremos presentando las más importantes.

¿Es posible construir techos con steel framing?

Sí. De hecho, es uno de los usos favoritos de los constructores, por ejemplo steel frame tres arroyos, ya que eleva enormemente el tiempo de vida útil con respecto a las vigas tradicionales como el machimbre, y otorga una mayor solidez al conjunto.

¿Qué diferencias tiene con la construcción en seco?

La principal diferencia radica en el método de construcción utilizado, que a primera vista parece similar.

La construcción en seco consiste básicamente en colocar placas de cartón yeso (drywall) sobre bastidores que pueden ser de madera o aluminio, utilizando para ello tornillos.

La construcción con steel framing, en cambio, hace uso de perfiles C y U de acero galvanizado, lo que otorga una mayor rigidez a la estructura.

Los recubrimientos, además, son generalmente de varias capas y pueden ser de casi cualquier material, aunque se utiliza el drywall en la primera capa como medida anti-incendios. La unión se hace en todos los casos con tornillos autoperforantes, tanto para unir los perfiles entre sí como para sujetar las placas a los perfiles.

Continuando con las diferencias entre ambos sistemas de construcción, drywall y steel framing, la separación entre los distintos perfiles es menor en el steel framing, para permitir una mayor solidez a la estructura; por lo general entre perfil y perfil hay una distancia no mayor a 16 pulgadas, mientras que en la construcción con drywall esas distancias suelen ser mayores.

En síntesis: mientras la construcción en seco con drywall es útil en interiores, su uso para construir viviendas de más de una planta no es recomendable, ya que los perfiles no son particularmente resistentes.

El steel framing, en cambio, permite alcanzar una gran solidez cuando se construye correctamente (utilizando, por ejemplo, la técnica de crear reticulados con las vigas) y además, permite su uso en pisos, techos y paredes por igual, tanto en interiores como en exteriores.

En las diferentes etapas de la construcción, es importante considerar la agilidad y precisión que los niveles láser pueden agregar al trabajo, cada vez son más los profesionales que los usan.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *